Lo que no dicen los candidatos
 
       

Si usted vota a López Murphy o a otro liberal, está aceptando que a sus excedentes, es decir a todo lo que su esfuerzo y creatividad lograran producir por encima de lo que cobra, y que usted lo hizo pensando en sus hijos, sea administrado por los dueños de los medios de producción. 
             
Si en cambio, usted vota a Carrió o a otro socialista, está aceptando que a sus excedentes los administre el Estado, creyendo que así el futuro del país será como usted
Si usted vota a un peronista cualquiera, está aceptando que sigan siendo las corporaciones de terratenientes, de empresarios y de sindicalistas las que, teniendo más poder que el propio Estado, sigan administrando sus excedentes. 

   

Está diciendo "me río de la democracia", "sigan los mediocres" o "los demonios no pasarán"!. 
 
Si en octubre llenamos de lopezmurphystas y carrióticos todas las legislaturas del país, al menos habríamos derrotado al principal de los problemas: el peronismo. 
 
A mediano plazo, sin embargo, habría que dirimir quién administraría los excedentes de los asalariados. 
 
"La humanidad ha sido engañada en sus instintos más básicos hasta llegar a adorar los valores inversos de aquellos que habrían garantizado el florecimiento, el futuro y la prosperidad". Nietzsche 
 
Pero en 2007, habrá otra opción, una opción fresca: 
Cuando usted vote a un proactivo estará exigiendo al Estado que premie al que pone el hombro, que cada uno pueda administrar sus propios excedentes. 
    
Hoy no hay un partido político proactivo. 
Ni siquiera hay uno que lleve en su plataforma el Proyecto Actitud que es el que determina exactamente cuánto es el recurso excedente que produjo cada integrante de la economía. 
 
Ahora, cada uno puede administrar sus propios excedentes. 
La tecnología recién ahora permite revelar la exacta potencialidad de cada participante en la simbiosis copulativa de capital y trabajo. 
Esa relación de potencialidades, es la misma relación de mérito en las ganancias de un emprendimiento. 
Ya se puede premiar al asalariado que pone el hombro, para animarlo a seguir en ese camino y no que muera decepcionándose constantemente, como ha sido hasta ahora. 
Los objetivos de emprendedores y asalariados, por primera vez pueden ser compatibles. 
La prosperidad es el más seguro lazo de unidad social 
         

        
Por eso, es necesario crear esa nueva opción. 
    

         
Necesitamos avales 
Necesitamos sponsors 

    

           
www.proyectoactitud.com

    

Confirme su participación lo antes posible.

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

©2005-2008  Proyecto Actitud

D i s e ñ o   S e r v i  - W e b

www.proyectoactitud.com

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

Páginas vistas

desde el 3/9/05