Solicitada

                                           

A los Partidos Políticos

         

         

Los abajo firmantes instamos a los partidos políticos argentinos a que incluyan el Proyecto Actitud en sus plataformas hacia las presidenciales 2007. 

 

A pesar del aumento sostenido del ingreso per cápita, existen enormes desigualdades en la distribución de ingresos, de tierra y de oportunidades, que condenan a millones de argentinos a la pobreza, generación tras generación. 

 

Muchos de ellos ni siquiera logran satisfacer la más básica de sus necesidades: el sustento diario.

 

Lo que pocos saben es que para pasar de la pobreza a la prosperidad no es necesario tocar un solo peso de los empresarios. 

 

La prosperidad será el fruto del mayor esfuerzo y de la creatividad de todos los asalariados puestos en movimiento. 
El 90% de la población generará ganancias en todas las empresas cuando su esfuerzo, valga.

    
¿Cómo modificaría nuestro Proyecto las relaciones laborales y de convivencia? 
Los gobiernos confiscan una parte de las ganancias de los emprendimientos (justo la parte que correspondía al personal del mismo) y pocos advierten que eso es un resabio del fascismo. 
Los Estados bien podrían financiarse con impuestos a la riqueza, al consumo, o a cualquier otra cosa que se les ocurra. 

         
¿Por qué los gobiernos son tan reacios a abolir el Impuesto a las Ganancias? 
Porque esa es la clave con la cual logran sojuzgar a los asalariados y transformarlos en corderos. 
Confiscando sus recursos excedentes, abortan su prosperidad con lo cual abortan también su dignidad, su educación, su poder de decisión y así pueden prostituir su voto. 
Es como si los poderosos les dijeran a los asalariados: 'Tu esfuerzo no vale', que es lo peor que puede decírsele a un ser humano. Lo convierte en cuasi animal. 
Y después nos asombramos por los comportamientos animales que muestran vastos sectores de la población. 
             

    
Proponemos entonces reglamentar artículos de la Constitución, de manera que el trabajo en sus diversas formas goce de una protección que asegure al asalariado la participación en las ganancias de "su" empresa. 
Esto se lograría redireccionando el Impuesto a las Ganancias hacia el personal del emprendimiento, es decir sin afectar dineros de su patrón. 
El trabajador asalariado tendría derecho a una asignación plus que sería un porcentaje sobre su remuneración de ley, proporcional a las ganancias conseguidas y a la efectiva responsabilidad del personal respecto de la totalidad de la empresa. 
Los objetivos de emprendedores y asalariados se volverían compatibles. Ello multiplicaría las inversiones en producción, incrementaría la recaudación de todos los impuestos sobre la facturación y crearía nuevos puestos de trabajo genuino. 
El Impuesto a las Ganancias sería entonces virtualmente abolido en todas sus categorías, aunque se continuaría exigiendo la declaración jurada anual de Ganancias pero con un cálculo de la nueva alícuota especial de cada empresa. 
Esa cópula entre el emprendedor y sus asalariados que genera las ganancias de la empresa sería resuelta exclusivamente entre ellos, sin intromisión del Estado, Sindicatos o Cámaras Empresariales. 
Dicha auto-distribución se haría sin discrecionalidad, mediante una fórmula que determinaría la potencialidad relativa del personal en referencia a la empresa toda. 
Las potencialidades relativas de ambos congéneres son las que determinan las cantidades de excedentes que cada uno generó y así es posible calcular la justa alícuota de ganancias que deberá pagar cada emprendedor. 
          

 
La fórmula 
La fórmula consiste en relacionar las remuneraciones y accesorios pagados a todo el personal propio y de terceros, respecto de un total que incluye además los intereses, amortizaciones, mantenimiento, seguros e impuestos inherentes al capital inmovilizado, que percibe mensualmente el dueño del emprendimiento. 
Así surgirá una alícuota asimilable a la del Impuesto a las Ganancias, pero interna, distinta, especial para cada empresa y menor que la actual. 
Los empleadores que desearan liquidar las ganancias de sus empleados, tendrían que presentar anualmente junto con su declaración jurada de Ganancias, el detalle de la fórmula y de todas las asignaciones plus que pagaron a su personal y al personal de terceros. Además tendrían que tener archivados los comprobantes de consumo entregados a cambio, artificio éste cuyo objetivo es aniquilar la evasión del Impuesto al Consumo logrando de esa manera que el Estado no vea disminuida la recaudación actual. 
Este proyecto permitirá que cada familia pueda decidir sobre los temas que afectan a la mujer y al hombre desde la adolescencia, así como sobre la educación de los niños desde su más temprana edad, eligiendo los planes de estudio para orientar su salida laboral, y reforzar los conocimientos que sirvan para su trabajo futuro. Al reducir en su mayor parte la necesidad de asistencialismo, el Estado podrá atender a la tercera edad, incentivar la creación de Pymes, llevar el saneamiento urbano a los lugares más alejados de nuestro país y resolver mil otras falencias más de nuestra república. 
Cuando el propietario de un emprendimiento contrate un empleado, el Estado no le cobrará impuesto sobre las ganancias. Pero ese dinero se utilizará para que su empleado participe en las ganancias del emprendimiento. 
Ello evitará ese mutuo boicot que frena el crecimiento y generará actitud positiva en los asalariados sin afectar el beneficio de los emprendedores ni la recaudación total del Estado. 
Antes bien, los incrementará debido a esta auto-distribución de la riqueza. 
La economía no suma cero. Los recursos excedentes se originan en el mayor esfuerzo y en la creatividad que nos hace humanos. Sólo la economía de los animales suma cero

 

  
Seguramente contarán con el voto de toda la comunidad.
La prosperidad es el más seguro lazo de unidad social

        
  

 
Néstor González Loza, Ivana Frías Iriarte, Patricia González, Sergio Povarchik, Alberto Ignacio Vitale, Mirta Delfino, Sebastián Lorenzo, Marcelo Mischelejis, Horacio Cabrol, Justina Salas, Julian Luzuriaga, Edgardo Solezio, Gustavo Breit, Gerardo Delgado, Carlos Nahmiyas, Nicolás Piovano, Osvaldo Bordino, Jorge Mario Romero, Lelio Vrancovich, Rodolfo González, Margarita Calfinao, Jose Irastorza, Olga Augent, Juan Luis Saredo, Mabel Beroisa.

 

   

 

             

 

 

 

 

 

 

©2005-2008  Proyecto Actitud

D i s e ñ o   S e r v i  - W e b

www.proyectoactitud.com

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

Páginas vistas

desde el 3/9/05