Un proyecto de Ley de Eficiencia
                                             

Anteproyecto de Ley de Eficiencia para contrarrestar la falta de competitividad de las empresas, las dificultades en la recaudación de IVA y Ganancias, y otros elementos relevantes. 

              

RESUMEN 

Se trata de que los empleados y obreros de las empresas eficientes no deban pagar el IVA en sus consumos, como una manera de ayudar a incentivar su creatividad.

                

Ante:   

- la falta de competitividad de las empresas lo cual ha generado aguda falta de empleo 
- las dificultades en la recaudación de IVA y Ganancias
- la doble imposición que sufren las ganancias de las empresas 

   

y tomando en consideración:     

   

- que sería conveniente para la economía que el personal de las empresas eficientes goce de exención de IVA en todos sus consumos.
- que la baja competitividad de las empresas, que está destruyendo el aparato productivo, podría revertirse mediante ese incentivo fiscal. 
- que la ausencia de ese tipo de incentivos del estado ha sido también una de las causas de esa baja competitividad. 
- que la creatividad y eficiencia de las empresas puede comenzar con la disposición de su personal a comprometerse con los resultados. 
- que es posible eximir de parte o del total del IVA en los consumos del personal de las empresas eficientes, a través de un simple artificio contable.
- que el efecto fiscal se neutralizará rápidamente, iniciando un proceso de crecimiento continuo 
     
Se propone: disponer que la AFIP contabilice como crédito fiscal de IVA al impuesto a las ganancias una vez que haya sido pagado, exigiendo previamente al contribuyente un archivo mensual de Facturas Tipo B que reflejen un monto de IVA equivalente.  

        
DESARROLLO

     

¿Cómo puede medirse comparativamente la producción de las empresas? 

    
Definiremos la medida en que la producción de una empresa ha logrado superar a la producción de equilibrio, es decir a aquélla capaz de cubrir todos sus costos. El término producción alude aquí a la energía total desarrollada por los recursos materiales y humanos de la empresa, la cual se transformará en riqueza a través de los productos o servicios que ella presta.
Esta es la característica de esta definición ya que refleja la producción de todas las áreas de la empresa y no sólo las de aquéllas ligadas directamente al producto o a las ventas. Mide la energía total desarrollada por los recursos materiales, más el trabajo físico y creativo desarrollado por los recursos humanos, y además puede lograr cuantificar la relación que existe entre ellos. La Producción de Equilibrio es la medida en que ambos componentes de la explotación, es decir el personal y los bienes patrimoniales, están dimensionados para producir. Es la capacidad instalada total teniendo en cuenta el aporte que deben hacer todas y cada una de las áreas de la empresa en función de sus respectivos costos. Y la Producción Real, como contrapartida representa la que efectivamente ha sido capaz de generar la empresa en su conjunto y que queda plasmada en una correcta interpretación de los recursos de la explotación.
A la relación que existe entre la producción real y la de equilibrio en un período determinado será el 'Indicador de Eficiencia', y refleja el grado de aprovechamiento de esa capacidad instalada. Cuando no se alcanza el equilibrio económico, sobreviene inmediatamente la degradación del patrimonio empresario, al no poder contrarrestar su depreciación con las necesarias inversiones.
Esta forma de considerar a la producción la hace una variable que depende del nivel de utilización de los recursos materiales y humanos de la empresa. Por eso es que los valores que toma el indicador de eficiencia resultan responsabilidad directa de estos últimos, es decir de todo el personal, aunque cada uno la deba asumir en su nivel y área correspondiente. Actualmente se tiende a despersonificar cada vez más al 'dueño' de las empresas, pero felizmente los responsables de la eficiencia de esas empresas siguen siendo personas físicas. Esta característica permite que se pueda establecer una política de incentivos al personal, que premie el logro de eficiencias superiores a la necesaria, luego de que con ello se logre el abaratamiento de los precios y la generación de excedentes que hagan posible el crecimiento empresario.
Se verá que así considerado el indicador no permite el manejo discrecional de las variables y que tiene precisión creciente, condiciones éstas necesarias para que pueda ganar la confianza suficiente y aprovechar al máximo la capacidad de trabajo de todo el personal y su toma de responsabilidad, recursos éstos que en la mayoría de los casos se encuentran muy desaprovechados. Como aquí se pretende determinar los excedentes que logren caracterizar la disposición que los recursos humanos evidencien en la producción, debe calibrarse como situación 'cero', a aquélla que la empresa verifica por la sola utilización de su patrimonio, prescindiendo del aporte de su personal. Y entonces, esa situación 'cero' en empresas privadas, resulta ser la que adjudica al capital una acreencia o una renta mínima aunque no esté en explotación, es decir la renta o interés de mercado en vigencia en ese momento para colocaciones de capital actualizado.
Se considera que la aplicación de esta definición podría dar la posibilidad de revertir rápidamente un proceso de estancamiento o decrecimiento de la empresa. Debería lograrse que su personal y consecuentemente su patrimonio en explotación entreguen una producción mayor que la necesaria para cubrir sus costos, lo que usualmente es relativamente poco por encima de lo que normalmente están entregando.
Ello sería factible con sólo hacer que cada unidad de potencia de la empresa, entregara una producción algo mayor que la necesaria para cubrir sus costos. Ello permitiría además aumentar las inversiones mensuales con recursos genuinos, posibilitaría reducir los precios o tarifas en sus valores reales, y aún restarían recursos excedentes suficientes como para bonificar a todo el personal por encima de su remuneración habitual. Esto último sería la llave que haría posible el comienzo de una espiral de crecimiento, ya que como podrá comprobarse la medición de la producción en la forma en que aquí se propone, responde con precisión creciente al mayor esfuerzo evidenciado por el personal de todos los niveles en la tarea de reducir costos, aumentar las ventas y recaudaciones, mejorar la calidad del producto o servicio, etc.

     

Pág. siguiente

 

  

 

   

 

 

 

 

 

©2005-2008  Proyecto Actitud

D i s e ñ o   S e r v i  - W e b

 www.proyectoactitud.com

 

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

Páginas vistas

desde el 3/9/05