Un proyecto de Ley de Eficiencia
          

  Anteproyecto de Ley de Eficiencia para contrarrestar la falta de competitividad de las empresas, las dificultades en la recaudación de IVA y Ganancias, y otros elementos relevantes. 

  

  
¿Cuáles son los elementos de esta medición?
     
Los bienes productivos de la empresa, al igual que su personal dependiente, para mantener en el tiempo su capacidad de trabajo, deben aportar como mínimo en conjunto y constantemente una producción de riqueza equivalente a la que consumen ambos para existir.
Esta relación de reciprocidad, este equilibrio, esta ecuación, es la base fundamental de este indicador matemático. Será el primer paso entonces determinar con precisión la riqueza que cada uno de los participantes de una explotación consume para poder serlo, y eso será lo que se analizará seguidamente.

 
Los bienes productivos por su lado, para no depreciarse en el tiempo, y para estar en todo momento disponibles para el objetivo encomendado, consumen constantemente recursos en forma de costos de mantenimiento, en forma de depreciación por el uso y por el simple transcurrir del tiempo, en forma de costos impositivos, en forma de costos de seguros que cubren sus riesgos, y además en forma de renta o interés mínimo esperado por su afectación. Ello es así ya que como se había dicho, su propietario o administrador exige un rendimiento mínimo por su participación, por debajo del cual deja de ser para él conveniente la afectación de esa parte de su capital en esta explotación, e induce su retiro hacia colocaciones más rentables.
Y por su lado los recursos humanos dependientes de ese bien productivo considerados como otros participantes de la explotación consumen también recursos parecidos, pero que están más claramente representados por sus remuneraciones normales y por los demás aportes respectivos.
A los recursos consumidos por ambas categorías de participantes se los considerará aquí como su costo fijo.
    
¿A qué se consideran recursos excedentes?
     
La organización económica debe poder sacar provecho de los recursos naturales, para lograr la subsistencia de la sociedad, y además para encaminar su crecimiento y progreso.
existe la presunción de que en general se está utilizando sólo una parte de los recursos materiales y humanos, y a pesar de ello se experimenta una inmovilidad a la espera de alguna solución global.
Resulta interesante analizar lo que ha pasado en otras épocas. El ser humano, ha sido capaz de producir más recursos que los necesarios para su subsistencia y además ha sabido, con una adecuada utilización y administración de esos recursos excedentes generar una expansión de la presencia humana, y una profundización de sus huellas en la historia.
Las grandes creaciones, las corrientes científicas de avanzada, el mismo desarrollo físico y mental del ser humano, son algunos de los escalones que las actuales generaciones no tuvieron que recorrer por haberlos recibido como legado, ya que generaciones anteriores los habían materializado en épocas de crecimiento.
Sin embargo existieron otras épocas en las que por el contrario dominaron la paralización, la destrucción moral y la decadencia económica. Se puede intuir que esas etapas han sobrevenido cuando la característica identificatoria del sistema económico vigente producía desaliento en las expectativas individuales de participación y progreso, expectativas éstas que paradójicamente habían sido despertadas por el avance generado por el mismo sistema En esas etapas se dejaba de crecer hasta el advenimiento de un nuevo ciclo, en el cual se lograba interpretar esas expectativas individuales, se las potenciaba en lo colectivo y se comenzaba nuevamente a generar recursos excedentes.
Con esa hipótesis, puede resultar importante descubrir las características identificatorias del actual sistema que habrían logrado desalentar las expectativas de crecimiento y que habrían inmovilizado la capacidad productiva. Aislarlas no será tarea fácil porque justamente lo que identifica a un sistema en lo más profundo de su estructura son esas relaciones que se establecen entre los hombres, entre ellos y sus recursos materiales, y entre ambos y aquellos a los que les toca administrar los excedentes. Esas mismas relaciones han sido las que fueron capaces de hacer recorrer a esta comunidad los últimos escalones de su historia, y las que le han permitido todo su avance científico y tecnológico.

 

 

     

 

 

 

 

©2005-2008  Proyecto Actitud

D i s e ñ o   S e r v i  - W e b

 www.proyectoprosperidad.com.a

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

Páginas vistas

desde el 3/9/05